La aerotermia utiliza el aire como fuente de energía. Esto hace que una instalación de aerotermia en Valencia sea una muy buena opción. Se trata de una energía gratuita, disponible durante todo el día y renovable, por lo que presenta multitud de ventajas frente a otros sistemas.

La instalación de aerotermia en Valencia se realiza mediante bombas de calor aire-agua. Estas bombas generan calor recuperando energía procedente del aire. Los equipos con este tipo de bomba no necesitan quemadores, por tanto, no producen residuos ni requieren ningún depósito de combustible. Este tipo de sistemas tampoco requiere de chimeneas, por tanto es mucho más seguro, y al no existir combustión, se evita la condensación de vapor de agua, que es un agente que suele deteriorar los equipos.

Su instalación es muy sencilla, ya que ocupan el mismo espacio que una caldera tradicional. Otra ventaja es que es posible instalarlas en viviendas donde ya haya otros sistemas en funcionamiento. No emiten contaminantes nocivos para la salud, por lo que contribuyen muchísimo con el ahorro energético y con el medio ambiente.

El rendimiento de este tipo de sistemas es muy superior al resto porque recuperan parte de la energía emitida. Una de las claves de la aerotermia es que trabaja con un único generador para tres usos diferentes: calefacción, agua caliente y refrigeración. Esto simplifica la instalación y reduce drásticamente el número de equipos necesarios para el sistema de climatización del hogar.

Como se trata de un sistema energético eficiente, este generador suministra la totalidad de la potencia necesaria para el funcionamiento de la instalación. Así se consigue evitar la producción de excedentes de energía durante el proceso en que se genera la misma.

En Fontisol somos expertos en sistemas aerotérmicos y resolveremos todas las dudas que tengas en cuanto a la utilización e instalación de este tipo de energía limpia.