Si estás tratando de comprender qué diferencia una instalación de aerotermia en Valencia de otros sistemas tradicionales, aquí te lo vamos a explicar para que salgas de dudas y comprendas las razones por las que este sistema de energía inagotable supone una ventaja en muchos aspectos.

Para empezar, tienes que saber que una instalación de aerotermia en Valencia es mucho más sencilla que con los sistemas habituales. Al no precisar de ningún depósito como ocurre con el gas o el gasóleo, su emplazamiento se hace mucho más fácil.

La aerotermia precisa de un mantenimiento inferior en comparación con otros métodos. Las bombas de calor carecen de quemadores y cámaras de ignición. De esta manera, no se producen residuos durante su funcionamiento. Además, esto evita que se produzcan condensaciones provocadas por el vapor de agua que suele generar la combustión, impidiendo de forma notable el deterioro de los equipos.

Si hay un aspecto importante que marca la diferencia de la aerotermia sobre los demás sistemas es la seguridad. Al no precisar de ningún depósito de combustible, la posibilidad de que se provoque un accidente doméstico es nula. También se reducen las emisiones nocivas para la salud y se contribuye de una forma con el medioambiente y la sostenibilidad.

El aspecto económico es otro punto reseñable en estos sistemas. Resulta muy eficiente, ya que de cada 4 kW necesarios para la climatización, 3 se obtienen del aire externo y uno de ellos lo aporta la energía eléctrica. Gracias a esto, los rendimientos de las instalaciones de aerotermia están por encima del 100 %, lo que las convierte en la opción más económica del mercado.

En cualquier caso, en Fontisol conocemos a la perfección estas instalaciones y las realizamos en cualquier tipo de edificio. Si tienes alguna duda, contacta con nosotros, estaremos encantados de atenderte.